HANK






there's a bluebird in my heart thatwants to get outbut I'm too tough for him,I say, stay in there, I'm not goingto let anybody seeyou.there's a bluebird in my heart thatwants to get outbut I pur whiskey on him and inhalecigarette smokeand the whores and the bartendersand the grocery clerksnever know thathe'sin there.there's a bluebird in my heart thatwants to get outbut I'm too tough for him,I say,stay down, do you want to messme up?you want to screw up theworks?you want to blow my book sales inEurope?there's a bluebird in my heart thatwants to get outbut I'm too clever, I only let him outat night sometimeswhen everybody's asleep.I say, I know that you're there,so don't besad.then I put him back,but he's singing a littlein there, I haven't quite let himdieand we sleep together likethatwith oursecret pactand it's nice enough tomake a manweep, but I don'tweep, doyou?












Charles Bukowski nació en Andernach, en Alemania, en 1920. Lo trasladaron a los dos años a Los Angeles, donde ha residido siempre. Su infancia estuvo marcada por constantes enfrentamientos con su padre y desaveniencias con su madre, en un entorno familiar acosado por la violencia, el paro y el enrarecido ambiente patriótico norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. También estuvo marcada por una terrible infección de acné en la piel, que le dejó marcas en la cara para el resto de su vida, y por su afición al boxeo y a las bibliotecas. Durante muchos años sobrevivió en la jungla urbana, entre empleos episódicos, peleas y borracheras sin destino.
Durante muchos años, y tras un breve paso por la universidad, se ganó la vida con trabajos manuales temporales, espaciados por los periodos de vacaciones que se tomaba cuando tenía suerte en las apuestas del hipódromo, afición que reflejó continuamente en su obra. Empezó a escribir cuentos muy joven pero, tras un primer relato publicado por una revista en 1944, abandonó la literatura por un espacio de diez años, en los que sentó los cimientos de su leyenda alcohólica.
Empezó a publicar poesías y relatos cortos en revistas underground, hasta que a los 49 años, después de haber trabajado los últimos 20 en el servicio de correos (como repartidor), dejó el trabajo y se dedicó sólo a escribir, su fruto fue Cartero (1970), su primera novela. A ésta seguirían otras cinco, todas protagonizadas por Henry «Hank» Chinaski, alter ego del propio Bukowski. El éxito lo convirtió en escritor de culto y poco a poco su popularidad se extendió más allá del nuevo continente. Las lecturas de poesía y esporádicos viajes (uno de ellos a Europa, visitando su pueblo natal y reencontrándose con familiares lejanos) convirtieron sus últimos años de vida en una constante lucha contra la comodidad y el aburguesamiento, y fruto de ello publicó Peleando a la Contra, un auténtico testamento oficial y la auténtica biografía de Charles Bukowski.









Abraza la oscuridadLa confusión es el diosla locura es el diosla paz permanente de la vidaes la paz permanente de la muerte.La agonía puede mataro puede sustentar la vidapero la paz es siempre horriblela paz es la peor cosacaminandohablandosonriendopareciendo ser.no olvides las aceras,las putas,la traición,el gusano en la manzana,los bares, las cárceleslos suicidios de los amantes.aquí en Estados Unidoshemos asesinado a un presidente y a su hermano,otro presidente ha tenido que dejar el cargo.La gente que cree en la políticaes como la gente que cree en dios:sorben aire con pajitastorcidasno hay diosno hay políticano hay pazno hay amorno hay controlno hay planesmantente alejado de dios permanece angustiado

EL POETA: PABLO FLORES


NacE en KITU. Forma parte de los Talleres Literarios de la CCE. Radiotransmisor de paletas coloidales, para Pablo, hojaplata es un suiveniris de formulas galácticas, un trabajo de moléculas prestadas y una brújula risueña.
Ha sido publicado en Anthology of Poetry by Young Americans.Grand Rapids, Michigan. Estados Unidos (2002).Gano el primer lugar del concurso Poeta vs. Poeta. Cafelibro (2008), y el segundo lugar en la categoría tercera de poesía del concurso Literario Día del Libro y la Rosa ( 2009). Premios helados que no consagran el espionaje de mar. AUN SE LO VE KAMINAR

PABLO FLORES ...

Centésimo regadío corporal

La saga de un vagabundo

Pertenece al helor de un paso a ciegas,

Restando la falta de un cuerpo transeúnte

Con las ampollas secas,

De tanto meterse en el lodo de la chimenea,

Pica el anzuelo,

Pez en lluvia.



Esther
Con ramos cada vez mas ondulatorios por la resaca de la casita amarilla,
en cuanto a su libertinaje marítimo,
nos pesamos.
Pese 1.2 lbs.
Esthercita siempre dijo que la sal oculta el rebaño de cientos angelitos.
Que los candelabros de patios infestados por la saliva de golondrinas,
podían producir la redondez de los objetos,
Que el habla interpreta los retorcijones que da uno al morder un codo.
Que la piel seca
Se da por colgar mal las corbatas,
Por poner una naranja podrida
en la pista atlética antes de dormir.
Que tan solo mi amigo imaginario se compadece de mi
Cuando no puedo hablar.