1 FESTIVAL MURCIELAGARIO "ARTE COMO RESISTENCIA"



El arte consiste en ocultar el artificio

el arte no imita a la vida sino al contrario la vida es una imitacion del arte

SABADO 25 DE SEPTIEMBRE
14h00
BAR RUSTICO sector La Recoleta

HIBER CONTERIS...



una foto de la noche en Tucuman cuando tuve el honor de conocerlo ...
tambien constan los poetas Julio Carabelli, Juan Suasturain, Miryam Leal, Pedro Nazar, Cristina Domenech, entre otros poetas




Nació en 1933 en Paysandú —a pesar de que la solapa de su último libro lo hace nacer en Montevideo—. Estudió Filosofía y Letras; vivió en París, en donde tomó cursos de Sociología de la Literatura, Sociología Política y Semiología; estuvo ocho años preso en el Uruguay, durante la dictadura; tuvo tres hijos: dos mujeres y un varón. El varón murió en Nicaragua, en donde estaba combatiendo como voluntario junto al Ejercito Sandinista.




Conteris vive actualmente en los Estados Unidos, en Tucson, Arizona, y allí trabaja como Profesor de Estudios Latinoamericanos.




Estuvo en Montevideo presentando Round trip (viaje regresivo), una novela que publicó Planeta y que cuenta la peripecia de un hombre de cuarenta años, un profesor latinoamericano que está en Ginebra entregado a su tesis de doctorado, haciendo una vida monacal, aislada, hasta que irrumpe en ella un ser extravagante. Este provocará un giro que, al final, terminará siendo completo. De ahí el título. Y si bien hay una anécdota que podría ser contada como una aventura, y hay místenos que recorren la historia —el origen de Paulus, el visitante; el aún más misterioso origen de su tesoro— y hay una historia de amor y hay un viaje, lo más importante en esta novela se le presenta al lector en otro nivel, que no es simplemente el de la peripecia. Porque de lo que trata Round trip es del viaje interior de su protagonista —y del viaje de cuando menos dos generaciones diferentes— que irá encontrando respuesta a preguntas que no se proponía formularse. A lo largo de un contrapunto entre la voz del narrador y las de sus interlocutores –en especial uno de ellos, cuyo nombre, emblemáticamente, es Kafka- se va dibujando el contorno de un límite, de una frontera: la de una generación de cara a Occidente, racional y comprometida, decidida a edificar un mundo en el entendido de que un mundo puede y debe ser edificado, y otra que llegó después y está dispuesta a dejar que el mundo siga su camino sin interferir, pero sin mezclarse. Apenas tratando de salvar el espíritu, si es que el espíritu aún puede salvarse.
Antes de Round trip Conteris ya era un autor premiado y reconocido. La novela Cono Sur, de 1963, fue Primer Premio en el Concurso Internacional de Marcha; El breve verano de Nefertiti, 1996, fue Premio "Castillo Ipuche" de Novela Corta, en España; La cifra anónima, de 1988, un volumen de cuentos escritos en prisión, recibió el Premio Casa de las Américas. Escribió además varias otras novelas (Virginia en flash-back, 1966; El Nadador, 1968; El 10% de tu vida, 1986; La Diana en el crepúsculo, 1987); obras de teatro y relatos.

pregunta

La poesía termina sirviendo a una verdad práctica.

—Exacto. Sería demasiado esquemático decir que yo hablo —o que el autor implícito habla— siempre a través del personaje de Kafka. Porque los personajes se independizan, y surgen cosas que no estaban en el plan. Hasta el punto de que en ese capítulo casi final que se llama Seven Hills aparecen cosas que el propio personaje fue sugiriendo. El rechazo de la escritura como tal, la reformulación del complejo de Edipo en Freud... En este sentido creo que tal vez ésta es una de mis novelas menos mecánicas, en tanto yo no tenía un plan demasiado fijo. Se fue armando, tanto desde el punto de vista ideológico como desde el punto de vista de la estructura del relato. Sería lo que Umberto Eco llama una opera aperta. La idea misma del viaje lo propone, por otra parte.






CARLOS ALBERTO CIVILI... un amigo y gran escritor Argentino


Nació en San Miguel de Tucumán, Argentina el 27 de Abril de 1951
ha publicado :
“Jesús en la escuela”.
“José el padre de Jesús”
“Boya boyante”.
Este último un libro con cuentos y micro relatos.
Está en edición su tercer libro:“Crónica de una profecía” donde cuenta la historia de su familia, especialmente la de su padre, un italiano artista plástico y bohemio que viajó por todo el mundo. Carlos participó de varios talleres de narrativa y es cofundador junto a Carlos Sánchez y Mercedes Chenaut del movimiento literario “Aturucuto” que edita anualmente dos o tres antología con el propósito de difundir las letras.



MI CUÑADITA

Alguno de estos árboles pondrá su cuerpo para la ejecución.

Es difícil para mí, no soy un criminal, pero mi cuñadita es la única salvación. No puedo esperar a que cumpla la mayoría de edad. De cualquier manera no tiene historia ni futuro, nadie depende de ella. Difícilmente logre casarse y el dinero no lo sabrá utilizar. Si no lo hago estoy perdido.

Hace diez años que Ricardo está casado. Su única cuñada, entonces, tenía cuatro años. La solía cargar sobre sus hombros.

Desde que murieron sus suegros la niña vive con ellos. Tiene un pequeño retraso mental producto de apurar el parto. Creció mucho. Lo que le falta en madurez le sobra en carnes, es preciosa.

Ricardo no aceptaba ayuda de sus suegros. Nunca les perdonó los desprecios que le hicieron. Era muy poca cosa. No solo en la posición social, también en lo estético, ella era una linda muchacha y él no las tenía a todas. Más bajo que ella, morocho y de cabellos duros. Pero la muchacha estaba enamorada. Se habían conocido apenas iniciados en la facultad de Derecho. En cuánto Ricardo descubrió su espíritu maternal, comenzó a tener hambre y a decírselo, ella le compraba galletas o sacaba comida de su casa. Él era el bebé y ella su mamá. Cuando quedó embarazada y dejó de estudiar sus padres aflojaron.

Ya casado, Ricardo vendía seguros para sobrevivir. Cuando se recibió, su suegro quiso instalarle el bufete pero lo rechazó. El título lo había buscado no tanto por el gusto de la justicia como por elevar su prestigio personal.

Íntimamente sabía que su suegro era un as en la manga. No aceptaba ayuda, pero cuando en su casa aparecía un mueble o un televisor nuevo, no preguntaba de dónde venía. Varias veces había salido de apuros con dinero que había aparecido del aire, pero él no le debía nada a nadie. Era un juego que lo beneficiaba, cuando más rechazaba más ayuda recibía.

Cuando sus suegros murieron en aquel accidente se repartió su cuantiosa fortuna.

El dinero lo enloqueció. Pasado el duelo comenzaron a viajar, renovaron casa y automóvil. Pero aún así quedaba mucho para gastar.

Se sentía atractivo, atrevido con las mujeres. Los billetes debajo de sus pies le daban altura. No lo negaba, le parecía divertido y fascinante el juego de la seducción y el otro juego, el de los casinos y las maquinitas. Siempre había criticado a los jugadores.

Mi mujer se siente segura. No sabe que lo he perdido todo.

Mi cuñadita es preciosa, está bien dotada, tiene todo lo que una chica hermosa tiene que tener, su negro pelo lacio brilla en los bordes y cae hasta sus hombros, el flequillo le da un aire infantil.

Está en el asiento de acompañante. Es descuidada, al sentarse se le subió el vestido. Tiene las piernas perfectas. Ya varias veces me pasó. Si está callada el solo verla me excita, pero en cuánto me sonríe, con esa sonrisa infantil que le dejó el partero, el fuego se derrite y si habla peor. Ahora está callada.

Mi esposa no quería que le enseñara a manejar, pero la niña insistió. Ahora la llevo al lugar que elegí cuidadosamente, un camino vecinal escoltado de fuertes eucaliptos. Cualquiera se puede desnucar al impactar en sus troncos. Hace meses que lo pienso. Mi mujer sabe que el enganche del cinturón del chofer está roto. Hace una semana lo dejé en el marco de la puerta y la cerré con fuerza.

Me detengo en la banquina para darle el volante. Para verificar que colocó bien los pies sobre los pedales, deslizo mi mano por su pierna derecha desde el muslo hasta el tobillo. Es perfecta, suave, tersa. Hago lo mismo con su pierna izquierda. Mi corazón se entera de todo y lleva el mensaje a mis miembros. Vuelvo con mi mano sobre su rodilla derecha. Le pido que presione levemente el acelerador para que sienta la tensión del pedal. Ahora mi mano toma su muslo izquierdo, con esta pierna tiene que probar la tensión del freno y el embrague. Siento el perfume y el calor de su cuerpo.

Estoy temblando. Mi cuñadita no habla...

Carlos Civili Mir

carloscivili@hotmal.com

nuevo libro TALLERISTAS DE LA CASA DE LA CULTURA DE LOS AÑOS 80


La Casa de la Cultura Ecuatoriana, sus Talleres Literarios y un grupo de ex talleristas de la institución en los años 80, agrupados en el colectivo literario Demolición, invitan a Usted, al lanzamiento de las obras poéticas: Ahí los vidrios de Alfredo Pérez, Kitu Palmipsesto de Diego Velasco, Por mi derecho a decirlo de Darío Ramos, Fondo de Luz piel de centeno de Bolívar Flores, Manuelita y otras poemas de Galo Rodríguez, Antipoemas verdes de Hernán Hermosa,

y la video poesía: La imagen perdida, de Pedro Herrera Ordóñez.

En el acto intervendrán los escritores Raúl Arias y Pablo Yépez Maldonado y contará con la participación musical de

Terry Pazmiño, José Niquinga y el grupo musical Cantores del Pueblo.

Lugar: Sala Benjamín Carrión

Hora: 19 horas

Día: 15 de Septiembre

PRESENTACION NUEVA COLECCION DE LIBROS


LA.KBZUHELA

Grupo Ecuatoriano de Creación Literaria


DRUGOS DE LA NARANJA EDITORIAL

EDICIÓN ESPECIAL 2010




KITU

PALIMPSESTO
Velasco, Arquitecto quiteño enamorado de su llacta, funge de cronista o de guía anti-turístico de un no-lugar urbano estigmatizado, en el que la historia (tiempo, espacio y personajes) exhibe los rasgos esperpénticos de una ciudad que podría llamarse "la cuesta de los suspiros"

TUS CUENTOS


Gabriela Cabezas Borja pertenece al grupo literario “Nienpintura” formada por jóvenes de la capital de entre 15 y 22 años. Su voz, de pequeña joven, intenta agudizar los sentidos propios y ajenos con cada cuento, desgarrando en delirio, frases armadas, triviales, sencillas, pero no simples, historias que nos dejan a la expectativa de la posibilidad y cuyos desenlaces se presentan sin mayores explicaciones, ni consecuencias: “Salgo, sintiéndome peor y más perdida que antes, porque una vez más no pude decirte que desde hace tiempo, ya no quiero venir”.


MICROVUELOS

Si algún día

ves pasar al viento

vete con él:

quizás llegues

a ser parte

del huracán



El viaje hacia la inmortalidad

Estamos ante la propuesta de Ayala Plazarte, un poeta cuya obra posee un registro personalizado, que abarca el presente no explícitamente como se quisiese encontrar sino todo lo contrario, acudiendo a lo implícito, desarrollando toda una propuesta hermética donde las fisuras no puedan corromper las galerías de esta nave.



PEQUEÑAS MUERTES CON LAS QUE LLENAMOS NUESTROS CUERPOS…

Tu voz se manifiesta

satinada de verdes,

rosas y jaspes;

en el extremo oriente

tu rostro metamorfosea



CASA DE SOLEDAD

…”la muerte es independiente

al vuelo de los pájaros

ordena su figura en la noche

en el día es niebla y también es caza”…




PRESENTACION DE ESTOS LIBROS EL DIA MARTES 21 DE SEPTIEMBRE DEL 2010
CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA
TEATRO PROMETEO
18H00