ROY SIGÜENZA... 400 cuerpos (no son suficientes...)

Roy Sigüenza (Portovelo, 1958)

Ha publicado: Cabeza quemada, Tabla de mareas, Pcúpate de la noche, La hierba del cielo y el libro antológico Abrazadero y otros lugares.

Incluido en varias antologías, tanto a nivel nacional y latinoamericano. Fue uno de los invitados a participar en la IV Feria del Libro en Venezuela Filven, 2008.


PIRATERÍA

iré que importa
Caballo sea la
noche


LA CAL DEL ADIÓS

Si los olvidan
algunos van al mar y escriben poemas
(los más sensibles)
se vuelven enfáticos en sus trabajos
o cambian de creencias
(los más prácticos)

Tú vas al bar y te embriagas.


II

La vida, como la muerte, mancha;
pero no es lo único que hace:
a menudo me olvida en el bar
donde te espero y nunca llegas.


CONOCIMIENTO

La sangre tatuaba en tu espalda
un signo incomprensible que bebí.


EN EL HOTEL

i

Una cama es todo lo que hay aquí
Sobre ella innumerables cuerpos se recuerdan

ii

esta prohibido escribir en las paredes
señalaba un edicto en la pared del cuarto,
todo lo deás está permitido
le agregamos él y yo, riéndonos

iii

Alguien estuvo antes de mí
en este cuarto
solo
y supo
que alguien estuvo antes de él
en este cuarto
solo

POESIA "TOROS EN EL CORAZON"

la poesia es el encuentro
entre un paraguas y una máquina de coser
(Lautréamont)
un libro que recoge poemas de algunos de los integrantes del grupo literario La Pequeña Lulupa
RAMIRO OVIEDO
CHAMBO-1952
María dice que el poeta
es un océano pacífico
o sea no violento.
mentira
la palabra muerde
aunque parezca triste y desamparada
como putas sin dientes.
mar palabrico es lo que es
la poesía



ESQUITOFRENIA

Quito es una imperfecta geometría
con las deudas pendientes.
Pasa un taxi pirata a contravía
con el chofer borracho hasta los dientes.
El semáforo en verde pero frena
me pita retrocede y se estaciona.
Una puerta amarilla que da pena
que parece caerse de aquel mazda viejísimo
me guía coquetona
nefasta
impertinente.
A contracielo subo y digo ¡al centro como si de repente
a Quito le sobrara real y medio de centro.
¡Qué balcones floridos ni guaraguas!
¡El centro es un lugar que ya no existe!Por todas partes le han nacido abscesos
tumores que subsistencon el nombre de tolas o de mamascucharas
de Quito Tennis y de pobres diablos
tan juntos y revueltos pero irreconciliables
tan cruzados los cables
que sólo Lucho Barrios o tal vez Jota Jota
con su varita mágica de valses puñaleros
de francotiradores de cantina
podrían remediar la esquitofrenia.

Truena y suena un diluvio de botellas

como anunciando la quitoterapia.


continuará...