Ir al contenido principal

VIDEO- POESÍA ECUATORIANA



ANTONIO PRECIADO BEDOYA

Antonio Preciado Bedoya (Esmeraldas, 21 de mayo de 1941) es un poeta,  ex-embajador, ex-ministro, humanista y catedrático universitario ecuatoriano. Hijo de Víctor Preciado Cortés (de orígen colombiano) y Felisa Bedoya Esterilla (de orígen esmeraldeño). Su padre, abandonó el hogar cuando él tenía pocos años de edad y lo dejó junto a su madre y sus 4 hermanos. En su niñez tuvo que lidiar con varias adversidades, como fue la pobreza. Con el paso del tiempo logró terminar los estudios primarios, para empezar a cursar los estudios secundarios, en el Colegio 5 de Agosto; de la ciudad de Esmeraldas. Cuando obtuvo el título de bachiller, se trasladó a la ciudad de Quito para ingresar a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, en la cual escogió la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas, carrera la cual logró terminar, obteniendo el título de Licenciado.

*MURCIELAGARIO POESIA* POESÍA ECUATORIANA 
ANTONIO PRECIADO POEMA HUMEDO


*MURCIELAGARIO* POESÍA ECUATORIANA 
ANTONIO PRECIADO POEMA PEPITA PALMA 



Comentarios

Entradas populares de este blog

FERNANDO ARTIEDA... la voz del polvo de una ciudad que mataba la noche a murcielagazo limpio

FERNANDO ARTIEDA
(1945-2010)


"Creo que la muerte se ha metido conmigo, pero le va a costar caro su osadía. Yo soy un guerrero y le voy a dar batalla hasta el final, sin importarme los riesgos".



Ejercio el periodismo por 45 años en diversos medios; ha publicado diez libros entre narrativa, ensayo y poesía.
Pero es principalmente un poeta, un juglar: ha dado recitales con acompañamiento musical ante miles de personas. Su laureado poema “Pueblo, fantasma y clave de Jota Jota” alcanzó hondos niveles de percepción popular.
En Artieda la palabra es la metafora del sueño del pueblo, sus poemas son las caderas de la negra mientras lava o las lagrimas de un borracho traicionado.


HA VUELTO EL QUE COMPRABA…

Ha vuelto el que compraba las flores
 el anacrónico de mierda
 que mataba la noche a murcielagazo limpio.
Ha vuelto el niño de san antonio
 el que grita
 el ronco de oro que baila su gozadera sin bailar.
Ha vuelto el hereje
 el asesino puro
 el que inmoló a sus hijos en nombre del amor
 y se beb…

La fundación de Quito y la resistencia indígena

La fundación de Quito y la resistencia indígenaDesde hace medio siglo, por iniciativa del municipio capitalino se instauraron las famosas fiestas de Quito que, contra toda lógica, continúa celebrando su fundación española. Recordemos la historia.
Los orígenes de Quito, como sucede en casi todos los pueblos, se extiende hasta los tiempos nebulosos de la leyenda, en este caso la de Quitumbe, tan hermosamente contada por Jorge Carrera Andrade en su libro El camino del Sol. Tras de las galas de la leyenda hay sin duda un hecho histórico concreto: el paulatino desarrollo de un pueblo, hasta llegar a la confederación de tribus, la Confederación de Quito. La Confederación de Quito, para la época de la llegada de los Incas, se halla en pleno proceso de expansión y ha logrado una evolución económica considerable, evidenciada ésta por sus construcciones materiales, por el progreso alcanzado en la agricultura y el conocimiento de labores de algunos metales. Naturalmente, como manife…

MIGUEL HERNANDEZ "Aunque el otoño de la historia cubra vuestras tumbas con el aparente polvo del olvido,

MIGUEL HERNANDEZ, ESPAÑA 30 DE OCTUBRE DE 1910. POETA Y DRAMATURGO REPRESENTANTE DE LA LITERATURA DE MEDIADOS DEL SIGLO XX, DEL CUAL DÁMASO DE ALONSO DIRIA: "GENIAL EPÍLOGO DE LA GENERACION DEL 27"
INTEGRO LAS FILAS DEL EJERCITO REPUBLICANO EN LA LUCHA CONTRA LOS FASCISTA QUE SE HALLABAN EN EL PODER DE SU PAÍS.
CONDENADO A MUERTE EN 1940, LA CUAL GRACIAS A MUCHAS INTERPELACIONES DE AMIGOS PERSONALES FUE CONMUTADA. FUE RECLUIDO A 30 AÑOS DE PRISION, EN LA CORRECCIONAL DE ADULTOS DE ALICANTE, DONDE COMPARTIO CELDA CON ANTONIO BUERO VALLEJO
(http://es.wikipedia.org/wiki/Buero_Vallejo)MUERE EN LA ENFERMERIA DE LA CARCEL DESPUÉS DE SUFRIR TUBERCULOSIS...



VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN
.
Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.
.
Los bueyes doblan la frente,
imponentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.
.
No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo…